Mochila escolar

El mal uso de la mochila escolar puede causar lesiones articulares y musculares a los niños.

Los especialistas en Traumatología Infantil recomiendan que la mochila no supere el 10% del peso corporal del niño. Es muy conveniente que los padres y tutores conozcan estas recomendaciones así como los tipos de mochila que resultan mejores.

Además de los criterios estéticos, es importante tener en cuenta factores como el tamaño o el peso a la hora de elegir qué mochila escolar va a cargar el niño para acudir diariamente a la escuela.

Los riesgos más frecuentes que conlleva el uso indebido de la mochila son los dolores y contracturas de espalda, hombros y cuello. También puede afectar a los hábitos posturales produciendo lesiones en la columna vertebral.

Demasiado peso suele ser el factor que más afecta a los niños, pero hay más factores, como el tamaño (la mochila no debe ser más grande que la espalda del niño), el tipo de tirantes (deben ser anchos para dañar lo menos posible la zona de los hombros), la presencia del cinturón (que ayuda a distribuir el peso) y el uso: se deben utilizar siempre los dos tirantes a la vez ya que usa sólo una puede afectar a la columna y alterar la postura.

Consejos

Utilizar mochilas con ruedas

Dejar en el aula lo que no sea imprescindible en casa

Usar mochilas con correas acolchadas

Usar siempre los dos tirantes a la vez

Ajustar los tirantes de forma que la mochila quede por encima de la cintura

Colocar los objetos más pesados más próximos a la espalda