Traumatología Infantil

Este nombre suele usarse para definir algo tan extenso como la Cirugía Ortopédica y Traumatología que abarca desde el momento en que nace el niño hasta que este llega a su adolescencia.

Es la propia esencia del nombre de nuestra especialidad médica, ya que la palabra ortopedia se define como el arte de corregir  o de evitar las deformidades del cuerpo humano.El papel que tenemos los Cirujanos Ortopédicos es saber discernir lo que puede ser mejorado en ese desarrollo y cuando abstenernos de realizar maniobras que claramente no mejoren la función del niño.En ocasiones, a pesar de existir evidentes diferencias con la normalidad,lo mejor no es realizar múltiples intervenciones.Hay que valorar la capacidad adaptativa del paciente, su normalidad familiar y social y potenciar su independencia.Hemos de estar atentos y saber en qué momento y que gestos ,ya sean con cirugía o sin ella,debemos realizar. 

El apartado de la Traumatología pura, en el que nos ocupamos del tratamiento de las lesiones por accidentes,ya sean escolares, deportivos, domésticos o incluso de tráfico, van encaminado a restablecer la función correcta de huesos y articulaciones.En gran número de caso las lesiones son de poca importancia y es suficiente aplicar inmoviliciones transitorias, en las cuales, el enorme potencial regenerativo de la naturaleza del niño, hace su trabajo en fracturas en las que un adulto precisaria acciones mucho más agresivas.Pero la peculiaridad del niño hace que tengamos que ser especialmente cuidadosos en las lesiones que afectan a las llamadas zonas fisarias o de crecimiento, y suele ser en estos casos cuando una cirugía debe ser sumamente meticulosa para ayudar a reestablecer la normalidad.