Mielomeningocele

MIELOMENINGOCELE

El Mielomeningocele consiste en una malformación congénita del sistema nervioso central en su región medular que conlleva una importante afectación de la movilidad del paciente. Ocurre por una alteración en el cierre del conducto por el que discurre la médula espinal durante la gestación.

Los tratamientos y cuidados ortopédicos que se llevarán a cabo están íntimamente relacionados con la afectación del sistema urológico y de la afectación neurológica.

En las últimas décadas el pronóstico ha mejorado mucho debido a los avances de las técnicas quirúrgicas en cada una de las especialidades y al uso de antibióticos de forma precoz. La coordinación de las diferentes especialidades que tratan la complejidad de estos pacientes ha ayudado notablemente al aumento de la expectativa y calidad de vida de estos pacientes

De este modo podríamos establecer una clasificación según la gravedad de alteración del cierre del tubo neural, lo cual conlleva una mayor o menor afectación de las funciones sensitivas, motoras y urológicas del paciente.

Espina bífida oculta. Desde el punto de vista de la Cirugía Ortopédica, existe una malformación de una o más vértebras, con cobertura cutánea normal. No produce ninguna alteración de la función.

Lipomielomeningocele, sinus dermoide, quiste dermoide, diastematomielia , son términos generalmente manejados por los neurocirujanos que a veces también son englobados dentro de la espina bífida oculta pero que implican afectación de otras estructuras además de las vértebras , como la piel, la grasa y algunas raíces nerviosas. Pueden tener una función normal en los primeros años pero hay que vigilar el desarrollo del niño porque en ocasiones puede deteriorarse.

Meningocele. Consiste en un quiste que afecta sólo a las meninges (capas que recubren la médula espinal), pero no a la propia médula espinal. Se suele realizar una cirugía precoz por parte de los Neurocirujanos.

Mielomeningocele. Es el verdadero defecto del tubo neural o espina bífida. Se ha producido un defecto total del cierre, de modo que existe un cordón medular sin ninguna cobertura de meninges, músculo grasa  o piel. Es extremadamente grave y suele producir una parálisis parcial o total de las zonas distales a la lesión. En un alto porcentaje de caso asocia hidrocefalia.

Igualmente precisa una intervención quirúrgica precoz para realizar el cierre de toda la zona expuesta y evitar problemas sobre añadidos de infección.

El tratamiento ortopédico del Mielomeningocele es complejo debido a la gran interacción de problemas médicos que existen y la necesidad de coordinarse con otros especialistas.

Según las necesidades de cada paciente, el cirujano ortopédico debe ir adaptando sus posibilidades terapéuticas.

Hay que vigilar las posibles deformidades de la columna, cadera o rodilla  y con frecuencia es preciso el uso de férulas o corsés que ayuden a mantener una posición correcta de las articulaciones.